El exceso de proteína a partir de los 30 años.

En la actualidad se considera que el exceso de proteína en la alimentación a partir de los 30 años es nocivo para la salud. Dos nuevos estudios concluyen que la baja ingesta de proteínas mejora nuestra salud y es la clave para una vida larga y saludable, por lo menos hasta la vejez. Pero también hay que tener en cuenta que tipo de proteína es, animal o vegetal.
Otra conclusión del estudio es que una dieta alta en proteínas puede ayudar a perder peso y grasa corporal en el corto plazo, pero en el largo plazo puede dañar la salud y nos haría envejecer más rápidamente.
En este estudio se demostró que un alto consumo de proteínas está relacionado con un mayor riesgo de padecer algún tipo de cáncer, diabetes y la posibilidad de muerte en adultos de mediana edad, este riesgo se reduce cuando la proteína proviene de fuentes vegetales. Definitivamente, los tipos de calorías que recibimos de nuestra alimentación diaria no son todas iguales, hay que ver de donde provienen y cómo interactúan, esto tiene que ver mucho con la cantidad de comida que comemos, nuestra grasa corporal, nuestro corazón y la salud metabólica, y finalmente, la duración de nuestras vidas.
El exceso de proteínas puede causar enfermedades o problemas para tu salud tales como la enfermedad de Parkinson, enfermedades coronarias, obesidad, enfermedades renales, fatiga, osteoporosis, entre otras. Hay que tener en cuenta que la proteína de origen animal es la más dañina, mientras que las proteínas de origen vegetal son más naturales y están libres de grasas saturadas.